Noticias

Blázquez Asociados - Expertos en auditoría en Murcia

Nueva norma de calidad de Auditores: Un enfoque de riesgos

El Real Decreto 2/2021, de 12 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, estipula en su disposición final segunda, sobre modificación de las normas de control de calidad interno, que “en el plazo máximo de tres meses desde la entrada en vigor de este reglamento (sic), se adaptarán las normas de control de calidad interno de los auditores de cuentas a lo establecido en los artículos 28 de la Ley 22/2015, de 20 de julio, y 67 de este reglamento, a iniciativa de las corporaciones de derecho público representativas de auditores de cuentas. Dichas normas tendrán como objetivo promover la máxima calidad y para ello podrán establecer requisitos específicos para el cumplimiento de los objetivos y principios del sistema de control de calidad establecidos por los mencionados artículos, de acuerdo con los principios y práctica comúnmente admitida en la Unión Europea”.

 

Posteriormente, mediante Resolución de 20 de abril de 2022, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas se publicaron en la página web del ICAC las normas de control de calidad interno "Gestión de la calidad en las firmas de auditoría que realizan auditorías de estados financieros" (NIGC1-ES) y "Revisiones de la Calidad de los Encargos" (NIGC2-ES), resultado de la adaptación de las Normas Internacionales de Gestión de Calidad 1 y 2, respectivamente; así como la Norma Técnica de Auditoría "Gestión de la calidad de una auditoría de estados financieros" (NIA-ES 220 (Revisada)), resultado de la adaptación de la Norma Internacional de Auditoría NIA 220 (Revisada), tras haber sido sometidas a información pública mediante la Resolución de 2 de febrero de 2022 del ICAC.

 

La propia denominación de las normas de gestión de calidad, ya anticipaban un primer cambio de enfoque, pasando del cumplimiento de requisitos y principios, en la que estaba basada la antigua norma de control de calidad interno, a un enfoque proactivo en el que será la propia firma de auditoría quien deberá gestionar la calidad, a través de la identificación y evaluación de los riesgos de calidad a los que se enfrenta su actividad y dar respuesta a dichos riesgos, lo que implicará una escalabilidad en el cumplimiento de la norma, en función del tamaño de la firma.

 

El cambio de enfoque y el desarrollo de estas nuevas normas responden a la necesidad de dar respuestas a aspectos críticos que han sido identificados durante un largo proceso de análisis como son: la necesidad de mejorar la gobernanza y liderazgo de las firmas de auditoría, la implantación de la cultura de la Dirección, el fortalecimiento de la responsabilidad del socio encargado del encargo de auditoría, así como la de hacer más sólida la revisión del control de calidad del encargo realizado por un socio, EQCR. En definitiva, las nuevas normas de gestión calidad tratan de subir el listón de la calidad, con el fin de dar mayor confianza a los usuarios del informe de auditoría.

 

En cuanto a la entrada en vigor, el apartado tercero de la Resolución indica la fecha de 1 de enero de 2023 para el diseño e implementación de la NIGC1-ES, la adaptación a la NIGC2-ES y la aplicación de la NIA-ES 220 (Revisada) para los trabajos de auditoría que se inicien a partir de dicha fecha; también la fecha de 1 de enero de 2024 para la evaluación del sistema de gestión de la calidad en la forma requerida en los apartados 53-54 de la NIGC1-ES y, en todo caso, para la aplicación de todas las citadas normas a los trabajos de auditoría de cuentas contratados o encargados a partir del 1 de enero de 2024, independientemente de los ejercicios económicos a los que se refieran los estados financieros objeto del trabajo.

 

Tenemos, por tanto, dos nuevos hitos temporales a 1 de enero de 2023 y 1 de enero de 2024. En definitiva, a fecha 1 de enero de 2023, todos los auditores y firmas de auditoría deberán tener implementada la norma de calidad NIGC1-ES, lo que requerirá por parte de las firmas, cambios en su organización y un cambio firme en su apuesta por la calidad de los trabajos de auditoría.

 

 

 blázquezASOCIADOS

 

Auditoría

Juan Guzmán